La Colonia Santa Eulalia

La Colonia de Santa Eulalia se sitúa a aproximadamente 0,5 km de la afluencia de la acequia del Rey en el río Vinalopó, justo en la frontera entre los términos de Sax y Villena.

La línea divisoria entre los términos de ambos municipios la conforma la calle de Salinas; hacia el norte corresponde a Villena y hacia el sur corresponde a Sax. Su construcción se inició a finales del siglo XIX a raíz de la ley de colonias de 1868 y dentro del marco del socialismo utópico y en la actualidad se encuentra semiabandonada, con muchos de los edificios principales en un avanzado estado de deterioro.

La colonia, construida según los cánones del socialismo utópico aplicado en Cataluña, está organizada en torno a dos plazas que quedan articuladas por la calle de Salinas. Al sur, en el término de Sax, está la plaza principal, en el centro de la cual se sitúa la ermita de Santa Eulalia, y, alrededor de la misma, los antiguos edificios de la fábrica de Alcohol, el centro administrativo, el palacio de los Condes, el economato y el casino. Hacia el oeste, en la calle de Salinas, se levantó el Teatro Cervantes y, al norte de éste, en término de Villena, la única entrada a la segunda plaza, de dimensiones más reducidas y cerrada por la fábrica de Harinas y varias viviendas y almacenes.

El uso de los distintos edificios está indicado por unos letreros de cerámica vitrificada en color rojo. Las formas y materiales remiten, en la mayoría de los casos, a la arquitectura industrial del siglo XIX, siendo de destacar el volumen y cromatismo de ambas fábricas.